Cuenta Bancaria definicion - Abrir Cuenta Bancaria

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cuenta Bancaria definicion

Cuenta Bancaria

Cuenta Bancaria Definición:
Estas cuentas son depósitos de dinero que sirven de “soporte operativo” para centralizar operaciones bancarias habituales: ingresos, pagos, domiciliaciones de recibos, transferencias, retiradas de dinero mediante cajeros automáticos, amortizaciones de los préstamos recibidos, aportaciones a los planes de pensiones, contratación de otros servicios financieros, etc. En la práctica, los dos son depósitos “a la vista”, lo que significa que su titular puede sacar su dinero en parte o en su totalidad en cualquier momento.

Una cuenta bancaria es un contrato financiero con una entidad bancaria en virtud del cual se registran el balance y los subsiguientes movimientos de dinero del cliente.

Existen dos tipos principales de cuentas bancarias: las cuentas corrientes, para efectuar las operaciones bancarias del día a día, y las cuentas de ahorro para encomendar la custodia de fondos de un cliente.

Características
Hoy en día, la principal diferencia entre una cuenta corriente y una libreta de ahorro ordinaria se reduce al soporte de la misma: un talonario de cheques, en el caso de una cuenta corriente, y un documento en forma de pequeño libro para las libretas de ahorro. También existen cuentas que funcionan como un híbrido de las dos modalidades.
Ambos tipos de cuentas se caracterizan por:
Liquidez total: Como ya hemos dicho, se pueden hacer ingresos y retirar el saldo de dinero a su favor en cualquier momento, sin penalización. No obstante, en la práctica es recomendable avisar con antelación si quiere retirar una cantidad importante en efectivo para que la puedan tener preparada.
Sencillez y pocos requisitos de apertura.
Posibilidad de tarjetas de débito y/o crédito asociadas a la cuenta.
Posibilidad de domiciliar nóminas y pagos (recibos de luz, teléfono, alquiler, etc.), sacar dinero de cajeros y realizar transferencias.
Remuneración escasa o nula. Se trata de un producto operativo y no de ahorro. A pesar de su nombre, la mayoría de las libretas de ahorro tienen un funcionamiento casi igual al de las cuentas corrientes. Pueden pagar un poquito más de interés, pero siguen siendo productos operativos, es decir, pensados más para la gestión del dinero en el día a día. No son los productos más adecuados para el ahorro a largo plazo.

Nota: Nos referimos aquí a las cuentas corrientes y libretas de ahorro ordinarias. Existen en el mercado cuentas a la vista especiales,diseñadas para el ahorro y con características diferentes, como la cuenta de ahorro vivienda o cuentas de ahorro a la vista de alta remuneración. Veremos estas cuentas especiales en la sección sobre “productos de ahorro-inversión”.
Suelen cobrarse comisiones de administración y mantenimiento. También se pueden cobrar comisiones por transferencias, por utilizar cajeros que no pertenecen a la misma entidad, por descubiertos en cuenta, etc. No es habitual cobrar comisiones por consultas de saldos, ni por movimientos realizados en la misma entidad. Muchas libretas y cuentas dirigidas a niños y jóvenes basan su atractivo en la ausencia de comisiones.

La mayoría de las entidades de crédito ofrece ventajas especiales al domiciliar la nómina, por lo que es muy buena práctica hacerlo si es posible. Conviene comparar la oferta de distintas entidades. Entre las posibles ventajas por domiciliar la nómina están: anticipos del importe de la nómina en caso de necesidad sin cobrar intereses (siempre que se pague dentro de un plazo determinado), tarjetas gratis, seguros de accidentes o de hogar, hipotecas y préstamos personales con condiciones favorables, ausencia de comisiones, acceso a la banca online, descuentos en telefonía móvil y otros sectores, regalos, etc. Algunos bancos devuelven un porcentaje del importe de los recibos domiciliados. Es importante conocer bien las condiciones de todas estas ofertas, por ejemplo, si le ofrecen una tarjeta gratuita, asegúrese de que siempre va a ser gratuita ya que, a veces, sólo lo es el primer año.
Titulares
La persona a cuyo nombre está abierta la cuenta se llama “titular”. Las cuentas corrientes o libretas pueden ser individuales (abierta a nombre de una sola persona) o abiertas a nombre de dos o más personas. En este último caso, pueden ser a su vez:
Mancomunada o conjunta: se necesita la firma de todos los titulares para autorizar cualquier acto (cancelación, firma de cheques, disposición del saldo, envío de transferencias, autorización de representantes, etc.).
Solidaria o indistinta: cualquier de los titulares está facultado para ejercer los derechos mencionados, inherentes al contrato.
También es posible autorizar a otra persona para que pueda actuar en nombre y representación del titular, realizando ingresos y retirando dinero, etc.
Para formalizar la apertura de la cuenta, es necesaria la firma de un contrato escrito en el que se reflejen las condiciones y las obligaciones y derechos que deben cumplir ambas partes.
Fiscalidad
Los intereses recibidos se consideran rendimientos de capital mobiliario y tributan en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).  Se integran en la base imponible del ahorro que, para los ejercicios 2012-2013, tributa por tramos en función de su importe total:
Los primeros 6.000 € al 19%,
Desde 6.000,01 € hasta 24.000 € al 25%
Desde 24.000,01 en adelante al 27%
Además, en el momento de recibir los intereses, el importe íntegro está sujeto a una retención del 21%.Los gastos de mantenimiento y las comisiones cobradas NO son deducibles.
Ventajas e Inconvenientes
La principal ventaja de una cuenta bancaria es la comodidad que ofrece y el acceso a los servicios relacionados (transferencias, banca online, cajeros automáticos…) para la gestión de sus ingresos y pagos, junto con la posibilidad de disponer del dinero cuando haga falta. Recibirá información detallada de todos sus gastos, ingresos y saldos a través de extractos de cuenta o la puesta al día de la libreta, lo que facilita la gestión del presupuesto familiar.
Como inconveniente recordamos que las cuentas corrientes y libretas de ahorro ordinarias son muy poco rentables. Debido al efecto de la inflación su dinero puede perder valor con el tiempo.
Ventajas e Inconvenientes
Ventajas Inconvenientes
Comodidad para gestionar cobros y pagos Muy poco rentables
Disponibilidad total del saldo Comisiones y gastos de mantenimiento
Sencillez en su contratación    
Servicios relacionados   
Información detallada de gastos, ingresos y saldos     
Utilización de cajeros automáticos

 
Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie de DART permite a Google y a sus socios publicar anuncios basados en las visitas que los usuarios realizan en sus sitios o en otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo a la política de privacidad de la red de contenido y de los anuncios Google. La información contenida en esta Web, no sustituye el consejo legal calificado por un especialista en el tema.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal