Tipos de Cuenta Bancaria - Abrir Cuenta Bancaria

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tipos de Cuenta Bancaria

Cuenta Bancaria

Tipos de Cuenta Bancarias

Conozca los tipos de cuentas disponibles y cómo determinar cuáles necesita.
Imprima  Comparta
Cuando usted vaya a un banco a abrir una nueva cuenta, tendrá diversos tipos de cuentas y características para elegir. ¿Debe elegir la opción de cuenta de cheques básica o una cuenta que genere intereses? ¿Desea la conveniencia de una cuenta combinada de cheques y de ahorros, o los rendimientos más altos de una cuenta de ahorros de mercado monetario?

cuentas corrientes

las cuentas corrientes son el tipo de cuenta bancaria más habitual que podemos encontrar en cualquier entidad bancaria. en una cuenta corriente podremos disponer de nuestro dinero siempre que queramos y realizar a través de ella las operaciones más habituales. a diferencia del resto de cuentas, las cuentas corrientes no ofrecen ningún tipo de remuneración. es una cuenta básica, para las operaciones más comunes, pero no está pensada para el ahorro de cada mes

puede estar sujeta a algún tipo de comisión por su mantenimiento o por las operaciones que realicemos. podemos cancelarla en cualquier momento, sin ningún tipo de penalización y siempre y cuando avisemos a la entidad previamente


cuentas remuneradas

a las cuentas remuneradas también se les denomina cuentas de ahorro, precisamente porque su uso está destinado a los clientes más ahorradores. a diferencia de las cuentas corriente, en las cuentas remuneradas podremos depositar nuestro dinero y percibir por él una pequeña remuneración, que suele ser más elevada durante los primeros cuatro o seis meses

a diferencia de las cuentas nómina, no permiten domiciliar nuestros principales recibos ni realizar operaciones habituales como podemos hacer en una cuenta corriente, pero a cambio, algunas nos ofrecen tarjetas de débito o crédito. incluso, para un mayor ahorro, alguna cuenta remunerada nos permite recuperar un porcentaje de las compras que realicemos con nuestras tarjetas. una ventaja añadida de este tipo de cuentas, sumado a su alta liquidez, es decir, que podremos recuperar total o parcialmente el dinero que tengamos en nuestra cuenta, sin ningún tipo de cargo por ello, algo en lo que se diferencia de los depósitos bancarios

son una de las opciones más seguras en situaciones de inestabilidad económica y tipos de interés demasiado bajos. además, si tenemos un depósito bancario, podremos abrir una cuenta remunerada para depositar allí sus intereses, por lo que nos beneficiaremos de una rentabilidad todavía mayor


cuentas nómina

con las cuentas nómina podemos conseguir un importante ahorro si sabemos elegir bien. en primer lugar, debemos de valorar lo que nos ofrecen por abrir dicha cuenta en la entidad. algunas ofrecen un regalo, que puede no ser todo lo rentable que deseamos para nuestro dinero, mientras que otras nos permiten recuperar un porcentaje de los recibos que hayamos domiciliado

la diferencia entre cuentas nómina y cuentas remuneradas, es que, aunque tengamos una menor remuneración, con las cuentas nómina si podemos domiciliar recibos, e incluso obtener un descuento en los mismo que puede rondar el 2 ó el 3 por ciento

cuentas vivienda

las cuentas vivienda están pensadas para los ahorradores que van a comprar su primer inmueble o van a realizar reformas en su actual vivienda. las principales ventajas de las cuentas vivienda vienen de la mano de una atractiva fiscalidad, pero para poder beneficiarse de ella, debemos cumplir dos condiciones: por un lado, que se dedique el total del saldo de nuestra cuenta vivienda a la compra o la rehabilitación de la primera vivienda y que, por otro lado, se haga en un plazo máximo de cuatro años. si estas dos condiciones no se cumplen, deberán devolverse las deducciones obtenidas junto a unos intereses

se puede utilizar una cuenta remunerada como una cuenta vivienda, siempre y cuando así se haga constar en nuestra declaración de hacienda


Cuenta de cheques: Una cuenta de cheques ofrece fácil acceso a su dinero para sus necesidades de transacciones diarias y le ayuda a proteger su dinero en efectivo. Los clientes pueden usar una tarjeta de débito o cheques para realizar compras o pagar cuentas. Las cuentas podrían tener diferentes opciones o paquetes para ayudarle a eximirse de ciertos cargos mensuales por servicio. A fin de determinar la opción más económica, compare los beneficios de los diferentes paquetes de cuentas de cheques.

Cuenta de ahorros: Una cuenta de ahorros le permite acumular intereses sobre los fondos que ahorre para futuras necesidades. Las tasas de interés pueden capitalizarse en forma diaria, semanal, mensual o anual. Las cuentas de ahorros varían según los cargos mensuales por servicio, las tasas de interés, el método utilizado para calcular los intereses y el depósito inicial mínimo. Entender los términos y beneficios de la cuenta le permitirá tomar una decisión con mayor conocimiento de causa sobre la cuenta que mejor se adapte a sus necesidades.

Certificado de depósito (CD): Los certificados de depósito, o CD, le permiten invertir su dinero a una tasa de interés fija durante un período predeterminado. Los CD suelen tener tasas de interés más altas que las cuentas de ahorros tradicionales porque el dinero que deposita queda inmovilizado durante la vigencia del certificado, que puede variar de algunos meses a varios años. Asegúrese de que no necesitará retirar esos fondos antes de abrir un CD, ya que los retiros anticipados pueden estar sujetos a penalidades financieras.

Cuenta de mercado monetario: Las cuentas de mercado monetario son similares a las cuentas de ahorros, pero requieren que mantenga un saldo más alto para evitar un cargo mensual. Mientras que las cuentas de ahorros suelen tener una tasa de interés fija, estas cuentas tienen tasas que varían regularmente de acuerdo con los mercados monetarios. Las cuentas de mercado monetario pueden tener tasas de interés escalonadas, lo cual proporciona tasas más favorables sobre saldos más altos. Algunas cuentas de mercado monetario también le permiten librar cheques contra sus fondos, pero de manera más limitada.

Cuentas de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés): Las IRA, o cuentas de jubilación individual, le permiten ahorrar en forma independiente para su jubilación. Estos planes son de utilidad si su empleador no ofrece beneficios de jubilación o si desea ahorrar más que lo que permite el plan patrocinado por su empleador. Estas cuentas vienen en dos tipos: las IRA tradicionales y las IRA Roth. La IRA Roth es popular porque los fondos pueden retirarse libres de impuestos en muchas situaciones. Otros prefieren las IRA tradicionales porque estas contribuciones son deducibles de impuestos. Ambas cuentas tienen límites de contribución y otros requisitos que quizás deba analizar con su asesor impositivo antes de elegir su cuenta.

Una vez que entienda los tipos de cuentas que ofrecen la mayoría de los bancos, puede comenzar a determinar qué opción podría ser la adecuada para usted.

 
Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie de DART permite a Google y a sus socios publicar anuncios basados en las visitas que los usuarios realizan en sus sitios o en otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo a la política de privacidad de la red de contenido y de los anuncios Google. La información contenida en esta Web, no sustituye el consejo legal calificado por un especialista en el tema.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal